Proviene de diferentes localidades del Valle del Conlara y fue vendido a la papelera Zucamor. El cartón recuperado evita que se talen más de 180 árboles.