Un salto productivo y comercial y la recuperación de campos dañados por el Río Nuevo son parte de los beneficios que se esperan obtener con la iniciativa del Gobierno provincial.