Su implementación permitirá la autorización web en tiempo real, la validación de prestaciones, gestión de las órdenes en la visita médica, entre otros beneficios. Los afiliados deberán contar con la CIPE 3.0 para la utilización del nuevo sistema.