Las máquinas ya comenzaron a trabajar en Jarilla, Balde de Quines, Balde de Escudero, La Salvadora, Barranca Alta, El Zanjón, La Bajada, Rincón del Carmen, La Esquina y Santa Rosa del Cantantal, entre otros. El objetivo es visibilizar los parajes, embellecer sus ingresos y jerarquizarlos para brindarles mayor calidad de vida a sus habitantes y a los turistas.