Alberto Rodríguez Saá otorgó 90 carpetas con la documentación que convirtió en propietarios a 90 adjudicatarios de casas sociales. También, distribuyó 10 documentos de regularización dominiales. Durante el encuentro sobró alegría, emociones y los 100 beneficiarios revivieron aquel momento cuando recibieron su anhelada vivienda. La gente vivió la ceremonia como una fiesta que compartieron con el primer mandatario provincial. La secretaria de Vivienda, Ángela Gutiérrez de Gatto, adelantó que las próximas entregas serán en el interior provincial.