Con poco más de siete grados bajo cero, la localidad de Naschel registró la temperatura mínima más baja de la provincia.