El Gobierno de la Provincia hizo posible el sueño de más familias puntanas para que comiencen a disfrutar de la casa propia.