“Monseñor, le pedí al Cristo de la Quebrada que bendiga nuestra amistad y la amistad que nace entre usted y el pueblo de San Luis”

Desobedeciendo las medidas de distanciamiento social, habitantes de Merlo y La Paz se congregaron en el límite de San Luis y Córdoba